¿QUÉ HACER ANTE UN APARATO DE AIRE ACONDICIONADO RUIDOSO?

 

Mi-aire-acondicionado-hace-ruido

 

 

Buenas tardes, ahora que tenemos el verano encima me parece apropiado escribiros el presente artículo siendo consciente de que muchos de nosotros hemos pasado por esta desagradable situación con algunos vecinos irrespetuosos (por no decir otra cosa). Yo pasé la situación el verano pasado y me gustaría ayudaros en lo posible para que no la paséis vosotros. Comenzamos:

El ruido de los aparatos de aire acondicionado es una de las fuentes de conflicto entre copropietarios contínuo  y que los Juzgados aún no han solucionado de forma clara (tengo sentencias contradictorias con dos clientes, y sí, yo también aluciné)

¿Qué debéis hacer?

Debéis acudir al Ayuntamiento de la población donde esté ubicado el edificio y denunciar este hecho por infracción de las Ordenanzas Municipales sobre ruido e instalación de aires acondicionados (si las hubiere). Todo ello sin perjuicio de acudir a interponer una demanda en los Juzgados de Primera Instancioa, si lo estimáis conveniente, aunque este proceso es largo, penoso y no os solucionará la papeleta este verano.

El artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal (que es la que regula las relaciones entre los vecinos de una comunidad, por decirlo de forma sencilla, y que surgió debido a que nuestro anticuado Código Civil en su artículo 396 no regulaba el tema de manera eficaz)  dice que al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas, y deberá probarse fehacientemente, con mediciones efectuadas por el personal municipal competente u otro medio admitido, que dicho aparato produce un ruido en la vivienda superior al permitido en las Ordenanzas Municipales del Ayuntamiento respectivo.

Pues bien, ésta es la solución que nos aporta nuestra legislación. Lo malo es que nada os va a librar de discutir con vuestro intolerable vecino y tener que pasar por momentos agridulces hasta conseguirlo ya que la Ley es muy bonita pero la realidad suele ser más complicada. En fin…

Mucha suerte y espero haberos servido de ayuda.